Todo es relativo

Que “Nada es absoluto, todo es relativo” es una verdad aplastante y cada vez me doy más cuenta que hay que mirar al mundo con las ventanas bien abiertas. Porque nada puede ser absoluto cuando entran en juego tantas variables como momentos, espacios, circunstancias y sentimientos. Cada una de nuestras verdades van a depender de esto.

“Nada es absoluto, todo es relativo”, porque todo en esta vida cambia. Las cosas están en constante metamorfosis: el amor, la amistad, el odio, el rencor; todo calma o se empeora pero nada es fijo. Las cosas se usan y se gastan, se pierden o te las roban. De igual forma están las personas, algunas te cambian, otras desaparecen, unas te aman, mientras otras te odian, a unas les importas y otras ni siquiera te necesitan.

La vida es lo más parecido a una ruleta, donde no sabes con exactitud lo que vendrá y lo que nos va a deparar. Por momentos, a pesar de que uno realice el mayor de los esfuerzos por conducirla y tomar las riendas, la vida parece tener voluntad propia y nos redirecciona por otros caminos que a lo mejor ni nos habíamos planteado.

Observar y aceptar nuestras circunstancias no mirando hacia otro lado demuestra valentía y nos permite aprender de ellas. La actitud de cuestionarse y ponerse en duda me parece un ejercicio de lo más saludable. Nos da la oportunidad de rectificar y evolucionar. Coger perspectiva, cambiarse la gorra y rodearse de gente querida que nos ofrezca sus ojos, nos acompañen, alerten y reconforten.

A veces creemos ser dueños de la verdad absoluta de todo, pero quizás lo que a ti te convence no necesariamente tiene que convencer a los demás.

Al tomar perspectiva te das cuenta de que quizá no estás haciendo las cosas tan bien como creías. Por eso me gusta preguntar… ¿Y tú cómo lo harías? Muchas veces las respuestas que obtengo me ayudan a ver otras maneras de hacer las cosas, otros puntos de vista.

En resumidas cuentas, nada tiende a mantenerse constante, todo es pasajero, todo cambia y todo está sujeto a miles de variables que pueden afectarnos en cualquier momento.

Por eso, relativicemos! Porque… “Nada es absoluto, todo es relativo”.

Buen final de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s