Tips para conseguir nuestros propósitos de Año Nuevo

Hoy comparto algunos consejos que en años anteriores me han ayudado a sacar el máximo provecho a mis propósitos para el año que empieza.

Es en esta época sobre todo cuando nos ponemos nuevos objetivos y la mayoría de ellos tienden a girar de alguna manera en mejorar nuestra salud y estado físico (físico y mental).

De hecho, si hacemos una revisión de diferentes encuestas, encontraremos que los propósitos más repetidos son:

• Hacer más ejercicio
• Perder peso
• Comer más saludable
• Adoptar un enfoque más activo de la salud.
• Aprender nuevas habilidades o pasatiempo
• Pasar más tiempo en el bienestar personal.
• Pasar más tiempo con la familia y amigos
• Beber menos alcohol
• Dejar de fumar

Sin embargo, a finales de enero, más del 50% de las personas han dejado de pensar en sus buenas intenciones y las han abandonado.

Es genial que tengamos en mente ponernos en forma y estar más saludables, pero muy a menudo intentamos hacer todo al mismo tiempo (correr los cinco días a la semana, renunciar del todo al chocolate y leer un libro cada quince días!) y esto conlleva a que acabemos desanimándonos rápido cuando no somos capaces de cumplir estos objetivos poco realistas.

Tratar de cambiar todo al mismo tiempo es un curso que, para la gran mayoría de las personas, está destinado al fracaso.

Hay que establecer metas específicas, alcanzables y adaptadas a nuestro ritmo de vida.

Hay un acrónimo que se usa comúnmente en Entrenamiento personal y Entrenamiento: SMART.

Lo que representa es que un objetivo tiene que ser:

  • Específico
  • Medible
  • Asignable
  • Realista
  • En un periodo de tiempo

Específico.

No solo hay que fijar la meta “Voy a perder peso en 2019” sino desglosarlo en pequeñas tareas indicando cómo lo vamos a hacer: voy a perder  peso eliminando los fritos y las bebidas con gas, comiendo más verdura y asistiendo a tres clases de ejercicios cada semana.

¡No intentes todo a la vez!

Una vez que hayamos alcanzado un objetivo específico y medible, podemos pasar al siguiente.

Replantear la negación.

Cuando “renunciemos a algo” que nos gusta (por ejemplo fumar), nuestro cerebro continuará suspirando por lo que “disfrutó”. Se siente como si nos estuviéramos negando todo el tiempo.

Si podemos replantear nuestra perspectiva sobre esto, de modo que cuando pensamos en fumar, pensemos que “gracias a Dios no tengo que gastar dinero para soplar esas cosas de olor tan terrible”.

Podemos cambiar nuestro enfoque para estar agradecidos de que ya no estemos fumando, en lugar de negarnos el placer.

El concepto funciona al revés. Quizás haya algo que sepa que debería estar haciendo (por ejemplo, ir al gimnasio). Pero tienes que esforzarte en ir. Podemos replantear esto. Que sea una pausa positiva en el trabajo, o que sea algo emocionante a nuestro horario regular que nos hará sentir bien después.

Conócete a ti mismo.
Tenemos que examinarnos a nosotros mismos para comprender qué objetivos son realistas para nosotros, y para entender qué necesitamos poner en práctica para alcanzar esos objetivos.

Si el chocolate es tu cosa favorita en este mundo, en este momento no es realista decir “Nunca volveré a comer chocolate”. Tal vez, sin embargo, en lugar de una onza cada noche, puedes disfrutar de 2 onzas de muy buena calidad una vez a la semana. Entonces puede convertirse en un regalo que realmente esperamos.

Si odias incluso ir a un gimnasio, no compres un bono anual tratando de forzarte a hacerlo. Encuentra un estilo de ejercicio que te guste; intenta una clase de ejercicio en grupo (el yoga es fantástico ;-)), una carrera en el parque, algo de natación, o busca un entrenador personal. Hay una multitud de opciones.

Construir una red de apoyo. Es importante comprender lo que debemos implementar para lograr nuestros objetivos.

El valor de una red de apoyo, que saben cuáles son nuestros objetivos y quién los apoyará en ellos, no se puede subestimar.
Muchas personas encuentran que “relacionarse con un amigo” es una excelente manera de motivar. Quieres salir y hacer las cosas, porque no quieres decepcionar a tu amigo, y obtienes el beneficio adicional de pasar tiempo con un amigo.

Para algunas personas, podría ser el apoyo directo que los amigos y la familia pueden ofrecer para ayudarlo a alcanzar su objetivo. Tal vez apoyándolo con el cuidado de los niños, preparando la comida o cena o simplemente palabras amables que nos ayuden y motiven para realizar la actividad elegida.

Para otros, podría estar involucrado con comunidades en línea con objetivos afines. Hay una multitud de grupos de apoyo para personas involucradas en todo tipo de actividades de salud y ejercicio. Chatear con personas en un camino similar puede ser una gran ayuda.

Que nuestros propósitos de Año Nuevo, sabiamente elegidos 🙂 nos ayuden a lograr una revolución de salud y bienestar en nuestra vida.

Feliz fin de semana!

 Chapanga.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s