Belleza: la exfoliación en seco

¿Y si os contara que he encontrado un simple truco de bienestar que solo lleva cinco minutos al día, se necesita una inversión pequeña (cuesta menos de 20€) y ayuda a limpiar nuestro cuerpo por dentro y por fuera?

Desde hace unos meses estoy utilizando la exfoliación en seco más el uso de aceites que están ayudando a reactivar la circulación del cuerpo.

Esto unido a una buena alimentación y algo de actividad física es la clave para mantener la piel del cuerpo lo más bonita posible, con menos celulitis, piel de naranja y flacidez.

La piel es un órgano de eliminación. Un tercio de las toxinas de nuestro cuerpo se eliminan a través de la piel y el cepillado en seco ayuda a destapar los poros y eliminar las toxinas que quedan atrapadas en la piel.

Es una técnica que que viene de muy atrás. Promueve y activa la buena circulación de la sangre y ayuda a mejorar el estado de las primeras capas de la epidermis. Mantiene la piel tersa, luminosa y sin toxinas además de ayudar a corregir imperfecciones y a que nuestra piel luzca perfecta antes de una ocasión especial.

¿Cómo funciona?

Siempre debe realizarse sobre la piel seca y con un cepillo de cerdas naturales, realizando movimientos enérgicos en el sentido de la circulación de la sangre.

Se debe comenzar siempre por los pies e ir ascendiendo hacia el pecho hasta acabar en los brazos.  Siempre cepilla hacia tu corazón ya que es lo mejor para la circulación y el sistema linfático. No cepilles la piel del rostro ni tampoco zonas sensibles de tu cuerpo o que tengan alguna herida.

La presión que tenemos que aplicar mientras cepillamos la piel debe ser firme pero no dolorosa (hay que evitar “restregar”). La piel debe estar color rosa después de una sesión (no roja o irritada).
Algunos beneficios del cepillado en seco:

1. Exfoliarás la piel muerta. Se puede utilizar como exfoliante una vez a la semana antes de la ducha. Después del cepillado no es necesario el uso de jabón, simplemente agua o si la piel está muy seca, que es lo habitual después de este ejercicio, podemos aplicar un buen aceite tratante y nutritivo que reciba la nueva piel y la proteja como es debido.

Mediante la exfoliación corporal eliminamos las células muertas, a la vez que activamos la circulación de retorno y tonificamos la piel. Además de limpiar, pulir y alisar la piel, es un ritual de belleza anti-estrés, que produce una agradable sensación de bienestar.

2. Estimula nuestro sistema linfático. El cepillado activa el sistema linfático lo que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

3. Ayuda a reducir la celulitis. El cepillado ayuda a descomponer las toxinas atrapadas dentro del cuerpo y ayuda a nuestro cuerpo a eliminarlas a través de sus canales de eliminación habituales. Realiza un enérgico cepillado en las zonas donde estés tratando la celulitis antes de aplicar los productos de tratamiento. De este modo conseguirás un efecto mucho más potente al haber activado la circulación antes de aplicar los productos.

4. Desatasca los poros y descongestiona la piel. Destapa los poros de la piel y ayuda a  absorber más nutrientes. El cepillado diario de la piel promueve una piel sana y que respira.

5. Alivio del estrés. El acto de cepillar la piel en seco se ha descrito como meditativo (sobre todo si lo hace en un espacio tranquilo) y podría reducir la tensión muscular, calmar su mente y aliviar el estrés. Muchos lo comparan con un ligero masaje de cuerpo entero.

¡Contadme! ¿Habéis utilizado alguna vez cepillos de este modo?
Buena semana!
Chapanga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s