La flexibilidad mental

Un tema sobre el que me gusta leer y reflexionar es sobre las conductas y cómo están en cada uno de nosotros.

Está en nuestra voluntad trabajarnos mentalmente para lograr cambiar dinámicas, pensamientos y emociones negativas a positivas.

Huyo siempre del inmovilismo mental. Me parece importante no creer que eres dueño de la verdad absoluta. El modo de pensar no está nunca hecho, sino que se va construyendo, completando y adaptando según el punto de mira desde el que, en cada etapa de la vida, contemplamos la realidad. Realidad que es también permanentemente cambiante.

Ya lo sabían los romanos cuando sintetizaron la fórmula “Sapientium est mutare consilia”, reconociendo la sabiduría de flexibilizar las opiniones.

Celularmente cada año no somos los mismos, los átomos de nuestro cuerpo se renuevan casi en su totalidad. Igual sucede con nuestra mente porque cada experiencia, cada situación superada o fracasada, cada emoción, cada aprendizaje se va integrando en la construcción evolutiva de nuestro “Yo”.

Creo que es un regalo entender que nuestro organismo nos da la oportunidad de crecer, evolucionar y seguir aprendiendo. Siempre se está a tiempo de ponerte frente al espejo e intentar cambiar lo que no te gusta.

La flexibilidad mental te mantiene joven y abierto al mundo. Qué bonito, ¿no te parece? Recuperar esa actitud curiosa y mirada limpia que tienen los niños para seguir descubriendo fuera y dentro de nosotros.

Descubriendo fuera con la apertura de nuestra percepción y atención. Mirar las cosas con ojos nuevos permite quedarnos prendados de ellas. Nos permite trascender de lo cotidiano y nos lleva a una actitud de profunda humildad y agradecimiento.

Descubriendo dentro realizando una limpieza mental. No juzgarnos, sino observarnos con compasión. Acercarnos a nuestros deseos y pensamientos que nos suman y deshacernos de los que nos restan. Esta limpieza mental nos ayudará a llevar una vida más sana y feliz.

Un buen ejercicio es reservar un momento antes de acostarte para hacer un balance del día. Observa los hechos que hayan sucedido y cuáles han sido tus reacciones. ¿cuáles de ellas te gustaría corregir y mejorar? Anótalas en un cuaderno y haz el propósito consciente de cambiarlas al día siguiente.

Intentar ofrecer la mejor versión de ti mismo.

Buen fin de semana!

Chapanga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s